Tratamiento para la flacidez de los brazos. Hilos tensores solución mágica

Publicado el:
5 de junio de 2020

La flacidez en los brazos es motivo de consulta frecuente en medicina estética, especialmente en esta época del año donde por razones obvias utilizamos prendas de vestir con mangas cortas.

Este descolgamiento se debe en parte, a cambios fisiológicos que experimenta nuestro cuerpo durante la vida adulta.

Estudios recientes apuntan que  partir de los 25 años se da inicio al proceso normal de envejecimiento fisiológico, el cual a nivel cutáneo este se caracteriza por  desestructuración de las fibras de colágeno y elastina, con disminución del ácido hialurónico de la matriz extracelular, así como a la laxitud de los tejidos en general.

Todos estos cambios se aceleran o se agravan a partir de los 50 años debido a la obsolescencia o declive hormonal (menopausia) que acompaña a esta etapa de la vida y se caracteriza por un aumento de la grasa subcutánea a nivel de la parte superior  del cuerpo incluido los brazos y disminución de la masa muscular y ósea.

Por otra parte la piel de la cara interna de los brazos suele ser más fina que en el resto del cuerpo, además de contar con una reducida cantidad de elastina y colágeno, por lo que tiende a deshidratarse y a perder su elasticidad frente a las agresiones externas con mayor facilidad. Características propias que le hacen más susceptible al descolgamiento cutáneo prematuro.

Es por todo lo anterior que la piel de los brazos pierde su firmeza, incluso su forma a pesar de todos nuestros cuidados y esfuerzos.

La llegada de la estación estival,  el buen tiempo, las ganas de sentir el sol en la piel y llenarnos de su vitalidad, pero …umm…nuestros brazos salen a escena y nos horroriza su aspecto que nos hace lucir menos atractivas.

¿Oh no, y mis brazos firmes dónde están?  Las camisetas de manga corta, los vestidos en tirantes, esa ropa veraniega que nos aligera y refresca nuestro cuerpo pero a la vez deja  en evidencia  nuestros brazos.…

¿Ahora, que vamos a hacer? Primero, tranquila, todo tiene solución si aplicamos el tratamiento correcto de la manera correcta,  no pasa nada, relax.

Uno de los tratamientos disponibles para la flacidez de la piel de los brazos son los Hilos Tensores. Este tratamiento solo o combinado con otras terapias te permitirán lucir espectacular este verano.

Los Hilos Tensores de PDO (polidioxanona) se utilizan desde hace más de 20 años para reparar los tejidos internos en cirugía, se trata de un material inerte (no produce rechazo) con capacidad para servir como tejido de soporte, además sirve de estímulo desencadenante de todos los proceso de reparación tisular entre ellos cabe mencionar  la producción de colágeno y fibroblastos que ocurre alrededor del hilo mientras este es hidrolizado, metabolizado y eliminado, siendo sustituido en aproximadamente 6 meses por una fina red de colágeno.

Durante muchos años el material de los hilos tensores ha sido utilizado como suturas reabsorbibles de múltiples tipos de cirugías, entre ellas las cirugías cardíacas y oftalmológicas.

Los Hilos Tensores de PDO se reabsorben por procesos naturales ampliamente conocidos y probados como es la hidrolisis, contando además con la ventaja adicional de no  producir alergias.

La utilización de los Hilos Tensores también conocidos como hilos mágicos como aliado en la lucha contra el envejecimiento cutáneo  se introduce en la medicina estética  hace poco más de 10 años, popularizándose rápidamente por sus excelentes resultados en el manejo de la flacidez cutánea facial permitiéndonos tensar la piel sin aumentar el volumen, he incluso reducir hasta un 10% la grasa superficial.

El salto a su uso para el tratamiento de la flacidez corporal ha sido el paso siguiente y totalmente lógico.

La aplicación de los hilos tensores es un procedimiento médico sin cirugía que se realiza directamente el  en la consulta por el profesional médico.

La implantación de los Hilos Tensores, en manos expertas se realiza de forma rápida y sencilla, mediante técnica mínimamente invasiva que consiste en colocar los hilos de manera estratégica en las zonas donde existe flacidez susceptible a ser corregida por este tratamiento. Siempre con previa asepsia y antisepsia de la zona y con la aplicación de anestesia tópica para disminuir el estado de disconforme durante su aplicación. .

¿En qué consiste el procedimiento?

La disposición de los Hilos Tensores se realiza en forma de red o malla a nivel de la dermis profunda de la cara interna de los brazos, lo que ofrece como resultado un tensado inmediato de los tejidos circundantes, y a largo plazo estimula la síntesis de colágeno y elastina, dando mayor firmeza e hidratación a la piel.

Generalmente los hilos se orientan siguiendo las fuerzas vectoriales, es aquí donde la experticia, técnica y el número de hilos utilizados permiten maximizar los efectos.

Para el tratamiento de la flacidez en los brazos, se utilizan generalmente 25 hilos para cada uno. Estos se colocan en una sola sesión de aproximadamente 30 minutos, que incluye como ya hemos mencionado anteriormente medidas de asepsia (limpieza del área a tratar con productos antimicrobianos) y antisepsia (Uso de material estéril descartable, guantes, tapa bocas, pantalla facial, etc.), la aplicación de anestesia tópica, el marcaje de los vectores a seguir y la colocación de los hilos propiamente dicha.

 Todo el procedimiento anteriormente descrito se realiza directamente en la consulta, no requiere hospitalización ni vendaje.

Una vez realizado el procedimiento, siguiendo las recomendaciones del médico, el paciente puede retomar su actividad cotidiana de manera normal.

Pueden aparecer leves moratones o inflamación, como efecto adverso del tratamiento de Hilos Tensores, que desaparecerá de manera espontánea en pocos días.

Cuidados pos tratamiento con Hilos Tensores.

Se recomienda:

  • Por 12 horas no usar cremas, no baños con agua caliente.
  • Por 72 horas no hacer ejercicio, no masajear la zona.
  • Por 2 semanas evitar temperaturas extremas de frio o calor.

Los efectos son tanto inmediatos como progresivo, una vez colocados los Hilos Tensores se evidencia de manera inmediata un efecto de tensado mecánico asociado con el aumento de la densidad del tejido graso donde han sido implantado los hilos, efecto tensor que mejorará paulatinamente con el transcurrir  de los días durante los primeros 6 meses. Esto se debe a la formación de fibras de colágeno y de elastina que rodean al material implantado que sirve de matriz así como la reabsorción y sustitución final de los mismos por colágeno neo formado, Todo este proceso metabólico tiene como resultado una piel más firme, elástica e hidratada.

La flacidez de los brazos se reduce visiblemente, y va mejorando drásticamente el  su contorno así como el tono y la hidratación de la piel de las zonas tratadas.

La colocación de los Hilos Tensores en forma de malla además de aportar un soporte ergonómico a la piel y estructura al tejido celular sub cutáneo, tiene como ventaja adicional que relentisa el catabolismo e hidrolisis, aumentando su duración. Los Hilos Tensores colocados en forma de red se reabsorben de una manera más lenta, entre los 6 y 12 meses posteriores a su colocación, y los resultados pueden durar hasta 24 meses.

 ¿Se puede combinación de los Hilos Tensores con otros tratamientos?

 Dependiendo del grado de flacidez en brazos así como su asociación con otros problemas estéticos  los Hilos Tensores se pueden utilizar como tratamiento único o combinado.

En el caso de que solo existiese flacidez cutánea este tratamiento se indica para reforzar la formación de colágeno e hidratación de la piel y aportar mayor tensión y densidad en la grasa sub cutánea, pero si además de a la  flacidez existiese grasa localizada, retención de líquidos, celulitis o hipotonía muscular es recomendable combinarlo la aplicación de los Hilos Tensores con otras terapias combatan estas afecciones estéticas  como los son el Venus Legacy®, LPG Endermologi™ y la Mesoterapia.

La terapias combinadas te permitirán adelgazar, modelar y reafirmar tus los brazos de manera rápida y segura.

¿A qué esperas? Pide tu cita de valoración gratuita, en manos profesionales, despeja todas tus dudas, y llego la hora de:

LUCIR UNOS BRAZOS FIRMES EN CUALQUIER EPOCA DEL AÑO.

Deja tu comentarios.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *