fbpx

Envejecimiento natural y envejecimiento artificial

Publicado el:
12 de julio de 2023

Envejecimiento natural vs. Envejecimiento artificial ¿dónde reside la verdadera belleza?

El proceso de envejecimiento es una parte natural de la vida, pero en nuestra sociedad obsesionada con la juventud y la belleza, muchos individuos recurren a métodos artificiales para combatir los signos del envejecimiento.

En este artículo, hablaremos del envejecimiento natural y el envejecimiento artificial, analizando los diferentes aspectos y consideraciones asociadas con cada uno. Además, reflexionaremos sobre el concepto de belleza y dónde reside realmente en el proceso de envejecer.

¿Cuál es el proceso del envejecimiento natural?

El envejecimiento natural es un proceso gradual que ocurre en todos los seres vivos a medida que avanza en edad.

A medida que envejecemos, nuestra piel pierde elasticidad, se forman arrugas y líneas de expresión, acompaña con pérdida de volumen facial y descolgamiento. Además, pueden surgir cambios en la textura de la piel, manchas de la edad y una disminución en la producción de colágeno y elastina. Estos cambios son parte intrínseca de la vida y reflejan la historia de cada individuo, sus experiencias y su evolución personal.

El envejecimiento natural es un proceso hermoso y digno de celebración. Cada arruga y cada línea de expresión cuentan una historia única y muestran la sabiduría y el conocimiento acumulado a lo largo del tiempo. Abrazar el envejecimiento natural es aceptar y valorar las marcas que el tiempo deja en nuestra piel y reconocer que la verdadera belleza radica en la autenticidad y la aceptación de uno mismo.

¿Cuál es el proceso del envejecimiento artificial?

El envejecimiento artificial, por otro lado, se refiere a los métodos y tratamientos médicos quirúrgicos que buscan retrasar o revertir los signos del envejecimiento. Estos pueden incluir procedimientos invasivos como cirugía plástica, lifting facial, inyecciones de relleno dérmico y otros tratamientos estéticos. Estas intervenciones buscan mejorar la apariencia y reducir las señales del envejecimiento, a menudo proporcionando resultados rápidos y visibles.

El envejecimiento artificial ha ganado popularidad en nuestra sociedad actual, en gran parte debido a la presión constante de los estándares de belleza y la obsesión por la juventud eterna. Sin embargo, es importante tener en cuenta que estos tratamientos tienen sus riesgos y limitaciones. Pueden ser costosos, no libres de complicaciones y podrían ser dolorosos.

Además, en algunos casos, los resultados pueden parecer poco naturales y alterar la apariencia original de una persona.

Hablemos de la belleza y la aceptación

La belleza es un concepto subjetivo y cambiante que va más allá de los estándares superficiales impuestos por la sociedad. La verdadera belleza no se limita a la apariencia física, sino que se encuentra en la aceptación de uno mismo, la confianza, la salud y el bienestar emocional. En lugar de enfocarnos en luchar contra el envejecimiento a toda costa, es importante abrazar el proceso natural y centrarnos en cuidar y nutrir nuestro cuerpo, alma y mente.

La aceptación del envejecimiento natural nos permite desarrollar una relación saludable con nosotros mismos y con nuestro propio proceso de envejecer. Significa valorar y honrar las marcas del tiempo en nuestra piel, reconociendo que cada línea y arruga cuenta una historia única. Además, nos invita a priorizar nuestro bienestar general, centrándonos en hábitos saludables como una alimentación equilibrada, ejercicio regular, descanso  físico y mental adecuado y cuidado de la piel.

En el término medio está la virtud

Es cierto que el envejecimiento natural y el envejecimiento artificial representan dos perspectivas diferentes sobre cómo enfrentar el paso del tiempo.

Por un lado el envejecimiento natural celebra la autenticidad y la aceptación de uno mismo, el envejecimiento artificial para algunos busca alterar la apariencia física en busca de una juventud eterna.

Sin embargo, la verdadera belleza reside en la aceptación de uno mismo y en la valoración de la experiencia y la sabiduría que el tiempo nos otorga. Asimismo es un hecho que nosotras cambiamos por dentro y por fuera en función de nuestra edad y momentos personales de nuestra vida.
Por ello queremos sacar nuestra mejor versión, embelleciéndonos de manera armónica y natural potenciando nuestra belleza interior y que la misma se vea reflejada en nuestro exterior.

En Clínica Reabel apoyamos la fuerza de los hombres y las mujeres que piensan así y  ayudamos a ser su mejor versión apoyados en tratamientos estéticos sin cirugía, cuidando la salud estética de cada uno de nuestros pacientes, abordando las afecciones estéticas producto del proceso de envejecimiento con base médica.

En última instancia, cada persona tiene el derecho de elegir cómo enfrentar el envejecimiento. En cualquier caso, es esencial recordar que no hay una única definición de belleza y que la verdadera belleza radica en la aceptación y el amor propio. Al abrazar el envejecimiento natural y cultivar una relación saludable con nosotros mismos, podemos encontrar una belleza duradera y auténtica que trasciende los estándares superficiales impuestos por la sociedad.

Dra. Mariela Barroso

Dra. Mariela Barroso

Soy la Dra. Mariela Barroso, Médico Cirujano desde 1994, me encuentro entre los médicos internacionales de mayor experiencia en rejuvenecimiento facial y corporal sin cirugía, soy reconocida por la naturalidad de los resultados obtenidos con mis tratamientos.
Mi trabajo lo defino como el arte de crear belleza. Tengo varios años de investigación continua y trabajo en equipo, utilizo los productos de la mayor calidad del mercado, es parte de mi secreto.

Te animo a dejar tus dudas, preguntas o cualquier tipo de opinión o idea.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *